Un buen recuerdo de tu boda

Si nos fijamos en casa de nuestras abuelas, no es raro encontrar estanterías pobladas de enamorados cisnes de delicado cristal e innumerables figuritas de porcelana de todos los tamaños y colores  con un “Pablo y Maria”, “Luis y Eugenia” grabado en letras doradas junto a la fecha del felíz día de su boda.

Al parecer, la tradición de agasajar a los invitados a un matrimonio con un detalle viene de antiguo. Así, en Egipto tenían por costumbre regalar almendras, concretamente cinco que simbolizaban la salud, la fertilidad, la suerte, la riqueza y la felicidad, costumbre que se extendió por Europa bajo el nombre de bomboniera, un atadillo de tela delicada con cinco peladillas.

Ya en el siglo XIX -entre las clases más pudientes- se popularizó obsequiar con placas de plata a los selectos convidados,  a modo de certificado de asistencia, ya que, para muchos, era motivo para presumir el haber asistido a un enlace de alta alcurnia, tanto que hasta se enmarcaban y exhibían como trofeo las invitaciones.

Ahora son pocas las parejas que no sucumben a esta costumbre, aunque en la actualidad las posibilidades son más. La tendencia son regalos originales a la par que prácticos: abanicos, jabones de delicadas formas, velas, bolígrafos e incluso alguna pieza de bisutería.

Los que prefieren algo con un mayor valor sentimental, optan por obsequiar con un CD con la música del enlace o con imágenes de la celebración, ya sean fotos u originales videos como los que se obtienen con blablaBOX.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: